en Actualidad, Noticias

La gestión de fauna para reducir el riesgo de impactos con aeronaves requiere una cuidadosa diagnosis y un buen conocimiento de los movimientos de aves dentro del recinto aeroportuario y su entorno.

Para mejorar este diagnóstico, se está extendiendo el uso de una nueva tecnología: los radares de detección de aves, que en 2012 han sido avalados por la Federal Aviation Administration (FAA) de los Estados Unidos. Tras un exhaustivo estudio en importantes aeropuertos de los Estados Unidos (Seattle-Tacoma, Chicago y Nueva York-JFK), esta agencia concluye que el uso del radar para detectar aves contribuye de manera significativa a reducir los riesgos que la presencia de aves en los aeropuertos suponen para la seguridad aeronáutica.

Los radares aviares comercializados en la actualidad permiten hacer un seguimiento en continuo, 24h al día, de todos los movimientos de aves en un radio de varios kilómetros en torno a los recintos aeroportuarios. La información que aporta esta tecnología abre múltiples posibilidades para reducir el riesgo de impacto de aves con aeronaves, así como también en otras instalaciones, como parques eólicos. La aplicación de radares permite prever las actuaciones a aplicar en sectores u horarios de mayor abundancia de pájaros, y también facilita la toma de decisiones y la actuación en tiempo real.

Minuartia ha incorporado a sus servicios de prevención de riesgos de fauna en aeropuertos la aplicación de técnicas de radar, completando su formación sobre el uso de esta técnica en Canadá. Nuestro asesoramiento incluye desde la elección del dispositivo más adecuado en cada aeropuerto hasta la elaboración de informes periódicos sobre los riesgos de fauna a partir del análisis de los datos captados por el radar. Esta técnica es aplicable también a otras actividades e infraestructuras en las que se requiere un monitoreo en continuo de los movimientos de aves, como los parques eólicos.

NOTICIAS RECOMENDADAS

Start typing and press Enter to search